Drones para el uso medico, preparado para despegar

 

Es probable que a los drones Prime Air de Amazon les quede bastante tiempo antes de poder entregar paquetes, pero en varios lugares del planeta los vehículos aéreos no tripulados ya están siendo probados con fines médicos.

En 2012 ya entregaron pequeños paquetes de ayuda durante el terremoto de Haití, y en Papúa Nueva Guinea Médicos sin Fronteras los han utilizado para trasportar análisis desde villas remotas a la ciudad costera de Kerema.
En Estados Unidos la Administración Federal de Aviación (FAA) ha prohibido usar drones en el espacio aéreo norteamericano, por lo que las compañías los están probando en zonas remotas.

Esto debería de cambiar en algún momento de este año, cuando la FAA emita nuevas reglas para integrar los drones en el espacio aéreo. Momento en el que se podrán extender las aplicaciones médicas de los drones.

Qué son y qué pueden hacer estos drones

A diferencia de los militares que pueden costar millones de dólares, un dron de uso comercial costaría cerca de diez mil dólares, pudiendo llevar una carga de poco más de dos kilos durante una autonomía de vuelo de entre una y media hora.

Pudiendo manejarse de manera manual o programarse para que sigan una ruta previamente programada. El primer uso de los mismos probablemente sea para distribuir suministros médicos de difícil acceso en zonas que han sufrido algún desastre.

Pero para Cornelius A. Thiels, un médico de Mayo Clinic, en Rochester, Minnesota, los drones se usarán para llevar sangre a hospitales de difícil acceso, accidentes con múltiples heridos o barcos en alta mar con pasajeros graves.

Esto se debe a la poca duración de la sangre, tan sólo cinco días, por lo que es vital reponer las reservas en hospitales pequeños y aislados. Incluso en los de tamaño medio y grande es posible que se queden rápidamente sin un tipo de sangre.

Mientras que los hospitales grandes recién cargamentos de sangre a diario, los pequeños lo hacen semanalmente y dependen de los grandes para abastecerse entre los diferentes pedidos.

Es ahí donde los drones podrían realizar estas entregas justo en el momento en que son necesarias. Pero igualmente podrían utilizarse para transportar medicamentos poco habituales, como antídotos para el veneno de serpientes o similares.

Los drones todavía están en una primera fase

Aunque los drones son una promesa real para transportar productos médicos, este campo aún está dando sus primeros pasos. Hay numerosos riesgos a tener en cuenta, incluyendo el de que haya cientos de drones volando bajo el radar, o el hecho de que las neveras deberán tener una temperatura adecuada para que la sangre aguante el viaje, además de estar protegida para no sufrir ningún tipo de exposición.

Aun así, estos obstáculos no parecen insalvables, especialmente con Google y Amazon probando prototipos de drones, lo que hace pensar que el uso comercial de los mismos será inevitable.

Para el Dr. Thiels existen otras muchas aplicaciones potenciales, como llevar desfibriladores, aplicar torniquetes o cualquier otro tipo de suministros médicos que puedan ser necesarios en accidentes múltiples.

Por el momento las posibles aplicaciones de los drones en este campo asegurarían el poder salvar numerosas vidas en todo el planeta.

¿Crees que debería ser prioritario este campo antes que el uso comercial de los drones?,

¿se te ocurre otras posibles aplicaciones médicas para los drones?, si es así no dudes en dejar tu opinión en los comentarios.

Juntos somos fuertes, deja tus comentarios

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.créditos

ACEPTAR
Aviso de cookies
Login/Register access is temporary disabled
Compare items
  • Total (0)
Compare