Tus pensamientos pueden pilotar un Dron

¿Un drone pilotado por la mente?

¡No es ciencia ficción!

La universidad Zhejiang situada en Hangzhou (China), en el año 2012, desarrolló un cuadrirotor que podía ser controlado por la mente. Su propósito era el de ayudar a personas con algún tipo de problema motor, para mejorar su interacción con el entorno.

El proyecto, consistía en que el cuadrirotor, podía interpretar la actividad cerebral como si fueran órdenes. El inconveniente era, que muchos de estos lectores de actividad cerebral, estaban limitados a unos cuantos movimientos, pero a pesar de ello, se podía incluso llegar a hacer fotos únicamente con las actividad cerebral.

Proyecto BrainFlight

El proyecto BRAINFLIGHT, surge de la fusión de cuatro compañías TEKEVER –Coordinador del Proyecto en Portugal-, la Fundación Champalimaud (Portugal), Eagle Science (Holanda) y la Universidad Técnica de Múnich (Alemania).

En este proyecto, al igual que en el de la Universidad de Zhejiang, las aeronaves están pilotadas directamente por el cerebro humano.

Se han conseguido ya importantes resultados, lo que está haciendo posible que la tripulación de drones sin piloto por medio de las señales eléctricas cerebrales, abra las puertas a innumerables aplicaciones.

Básicamente, la electricidad que fluye en el cerebro del piloto, sirve como punto de entrada al sistema del control del dron, con el fin de que éste lleve a cabo en el aire una serie de misiones que previamente han sido definidas por el equipo de investigación.

BRAINFLIGHT hace uso de una aproximación multidisciplinar que surge de la combinación de los sistemas de ingeniería aeronáutica, con la investigación en el campo de la neurociencia.

De manera que explora dos tipos de interfaces cerebro-computadora (conocido por sus siglas en inglés como BCI que viene de Brain Computer Interface) que básicamente se trata de la tecnología que adquiere las ondas cerebrales para luego ser procesadas e interpretadas por un ordenador, y que posteriormente se pueden transformar en acciones reales interactuando con nuestro entorno.

En definitiva, este proyecto tiene un impacto significativo tanto a medio como a largo plazo.

Si el pilotaje de drones por medio de las ondas eléctricas de la actividad cerebral, tanto de manera remota como presencial, este proyecto resultaría ser de suma importancia para la comunidad de pilotos tanto de aeronaves ligeras, como de aeronaves comerciales.

De manera que, llegará el momento, en que el personal de pilotaje de estos aviones, sean capaces de hacerlo mediante los impulsos eléctricos cerebrales del mismo modo que realizan actividades cotidianas como pueden ser caminar o correr.

No sólo serán los pilotos quiénes se beneficien de este pilotaje, que verán de manera drástica reducida su presión en el trabajo, sino que también se observan en el futuro unas importantes y prometedoras perspectivas para personas con algún tipo de discapacidad física severa.

Además de estas dos posibilidades, se abre también un nuevo campo de aplicación para el control de otros sistemas complejos como pueden ser automóviles, barcos, trenes, o cualquier otro sistema que necesite de interacciones físicas para su control con una necesidad de atención mayor.

La primera carrera de drones pilotada por la mente

Recientemente la Universidad de Florida, ha celebrado su primera carrera de drones pilotados por la mente. Dieciséis estudiantes de la Universidad participaron en esta competición, llevando a cabo el control de drones usando dispositivos interfaz cerebro-computado (BCI).

Los programas informáticos que permiten la transformación de la mente en acciones reales, se basaría en comandos tan sencillos como por ejemplo, mirar a la pantalla del ordenador donde está instalado, y pensar “quiero empujar una silla” “mirar hacia delante”, etc. Así es como también se aprende a navegar con el avión no tripulado, teniendo como base unos ciertos patrones cerebrales para cosas específicas.

Por lo que si ya los drones de por sí, no necesitaban de un piloto propiamente dicho como las aeronaves tradicionales, ahora ya incluso no sería necesario que el piloto lo controle de manera remota con un mando, sino con las propias señales de su cerebro, podría ser capaz de manejarlo, siguiendo unos patrones y entrenamientos, por parte del manipulador, relativamente básicos.

El Dr. Bin He, ingeniero biomédico de la Universidad de Minnesota, que fue el responsable de mostrar por primera vez en público en el año 2013 el pilotaje de drones a través de los impulsos eléctricos del cerebro afirma que: «…El campo de las interfaces cerebro-computadora, ha crecido más rápido de lo que se pensaba hace 10 años… ».

Tal como se puede ver, el pilotaje de drones con la mente, no es algo futuro, sino que está presente en la actualidad. Pero como suele pasar, a medida que la tecnología avanza existen cuestiones tanto éticas, legales como de privacidad que siguen sin resolverse, que es lo que realmente limita su uso a nivel cotidiano.

Fuentes:

Reto que persigue la competición: https://youtu.be/hLjxMjBlB9k

Competición completa y resultados: http://braindronerace.com/

Noticia completa de la primera carrera de drones

Juntos somos fuertes, deja tus comentarios

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.créditos

ACEPTAR
Aviso de cookies
Login/Register access is temporary disabled
Compare items
  • Total (0)
Compare