Los 10 mejores drones pequeños con cámara

mejores drones pequeños con cámara

mejores drones pequeños con cámara

 

Hay muchas razones para elegir un microdrone o un mini drone. Primero, porque se puede usar en casa y olvidarse de dónde está autorizado o no volar al aire libre. Segundo, porque son la mejor autoescuela para los futuros ases del aire. Y por último, porque están tan avanzados que no te perderás casi nada de lo que ofrecen los grandes.

El mini drone más pequeño, el Aeirus, se permite llevar en su centímetro cúbico escaso de volumen seis ejes de estabilización, piruetas pre-programadas, dos niveles de pilotaje y luces led para volar de noche. No está mal para un drone que el fabricante nos muestra casi escondido detrás de una moneda de un cuarto de dólar. ¿Y de qué tamaño son las hélices?, te preguntarás. Pues como la coleta del bueno de George Washington. Ver para creer. Pero hoy vamos a hablar nada más de los mejores drones pequeños con cámara.

Concentración. Éste es, desde el décimo al primero, nuestro palmarés.

CHEERSON CX-10

Un viejo conocido de los aficionados que ahora viene con cámara. Probablemente sea uno de los cuadricópteros más pequeños en incorporarla. La cámara tiene 0.3MP y toma imágenes de video y fotografías en VGA. Como drone de fotografía aérea, por tanto, deja algo que desear, pero sigue teniendo muchos puntos a su favor.

El Cheerson está hecho de ABS, un plástico muy resistente al impacto. Ofrece un sistema de control con seis ejes, tres velocidades de vuelo, carcasa naranja y plata fácil de ver en la distancia y luces led. Cuesta sobre los 25 euros.

Syma X5C Drone

A pesar de su tamaño el Syma resiste bien los embates del viento con su sistema de seis ejes que le da además flexibilidad de manejo. El diseño modular lo hace muy fácil de montar y práctico a la hora del mantenimiento.

El Syma es una excelente opción para cualquiera que disfrute pilotando drones pero además lleva una cámara HD que toma extraordinarias fotografías y registra video.
Puedes pasar el acelerador de la mano izquierda a la derecha usando el radiotransmisor.

No te pierdas las especificaciones detalladas

 

Extreme Fliers Micro Drone 2.0

¿Quién dijo que los mini drones suelen ser más apropiados para volar dentro de casa?

Cierto, hemos sido nosotros. Pero es que el Extreme Fliers Micro Drone 2.0 lleva una CPU de autoestabilización y un giroscopio interno que le permite marchar en interiores o al aire libre con un paso igual de firme.

El radiocontrol funciona hasta los 150 metros, menos distancia de la que necesita un objeto de 15 cm para perderse de vista, así que si quieres ver las acrobacias de las que es capaz gracias al rotor de cuatro canales, el giroscopio y los algoritmos preprogramados, mejor cuando lo tengas cerca. El mini drone perfecto para salir a estirar las piernas. Y no llega a los 80 euros.

 

Minicuadricóptero MJX X-300C

El MJX X-300C está concebido para revolucionar la fotografía aérea pero no por ello deja de ser un drone divertido, capaz de mil piruetas y virajes. La cámara FVP de alta definición incorporada permite al piloto ver el vuelo en tiempo real en la pantalla de su móvil. De esa manera no habrá ángulo que se le escape, por difícil que sea.

Por menos de 80 euros, un cuadricóptero con botón de retorno y giroscopio de seis ejes que puede parecer lo bastante profesional incluso a los fanáticos de la tecnología.

 

SKEYE Mini Drone

Si eliges un Skeye como tu primer drone es posible que nunca te compres uno grande, porque no habrá nada que eches de menos. Gracias a su potencia, bajo peso y a la sensibilidad de sus controles permite disfrutar a los expertos de increíbles acrobacias y a los novatos de un vuelo intuitivo.

Lleva una excelente cámara que graba video de calidad. Eso sí, tendrás que comprar una micro tarjeta SDHC, que no está incluida en los 190 euros del precio, para disfrutar de las imágenes.

 

Blade 350 QX3

El Blade no es estrictamente un minidrone ni un microdrone. ¿Y entonces, cómo se ha colado en esta lista?

Para empezar, porque reúne lo mejor de ambos mundos, deporte y fotografía aérea, en un tamaño bastante compacto. Pero sobre todo, porque no hay mejor opción si ya tienes horas de vuelo con drones pequeños y quieres sacarte la licencia de piloto para modelos más grandes.

Puede llevar a bordo cámaras del tipo GoPro y toma buenas fotos, aunque la calidad del video se resiente a falta de un cardán. Vale alrededor de los 370 euros.

 

Mini drone JJRC HC6

No cabe duda de que los microcuadricópteros JJRC y los Hubsan, de los que hablaremos a continuación, están entre los mejores drones de su categoría. Resulta muy fácil conseguir piezas de repuesto para ellos y son un buen ejemplo de cómo empaquetar un montón de tecnología en un envoltorio tan pequeño.

La versión más nueva del JJRC H6C RC tiene un control remoto con función de retorno a la base y modo sin cabeza. El mejor micro drone con cámara de 2 MP incorporada que puedes encontrar por menos de 40 euros.

Hubsan X4 H107C 2MP

Como Venus y Serena, o Pau y Marc, los Hubsan son dos hermanos que se meten en todas las finales. Merecidamente, todo hay que decirlo. El hermano pequeño se llama Hubsan X4 FPV. Sus cuatro motores permiten despegues y aceleraciones verticales, tiene dos modos de vuelo, para principiantes y veteranos, y ofrece un sistema anti vuelco para practicar acrobacias sin peligro.

La cámara HD de 2MP graba imágenes estables porque, igual que la versión más avanzada del minicuadricóptero, el X4 H107C cuenta con un sistema de control de seis ejes.

Hubsan H107D FPV

El mayor de los Hubsan lleva una cámara FPV que toma fotos de 0.3 MP y captura imagen de video con resolución SD de 720 x 240 píxeles. Aparte de ver las imágenes a tiempo real en el monitor LCD integrado en el remoto es posible grabarlas en una micro tarjeta SD..

 

Micro Drone 3.0

El Micro Drone 3.0 nació en Indiegogo, una compañía que ayuda a cualquiera que tenga una idea a lanzar una campaña en Internet para financiarla. Vernon Kerswell tuvo la idea de un micro drone con cámara, muy manejable y que se pudiera personalizar con piezas imprimibles en 3-D. ¿Cómo no iba a conseguir los fondos antes de lo que pensaba?

El resultado es un drone ideal para todos los tipos de usuario y por eso ha subido a lo más alto del podio. Un cuadricóptero con una gran cámara, vuelo versátil que permite describir trayectorias perfectas incluso contra el viento o hacer acrobacias con el rotor invertido 180º, que puedes agrandar o revestir a tu gusto y dirigir a través del teléfono inteligente.

 

El Micro Drone 3.0 tiene vuelo asistido con sensores inteligentes, servomotores que permiten controlar el ángulo de la cámara y micro cardán para estabilizar la señal de video HD servida en tiempo real. Incluso está integrada con la aplicación Meercat, de manera podrás compartirla en directo a través del móvil.

Por si hay alguien que sea realmente difícil de impresionar, el 3.0 transforma tu teléfono en unas gafas de realidad virtual y te permite volar en modo FVP, instalado en el asiento del piloto.
Los 175 dólares (unos 164 euros) mejor gastados de tu carrera aeronáutica.

Seguro que unos cuantos te han gustado, y viendo los precios de estas pequeñas maravillas a nadie le debería extrañar convertirse sin darse cuenta de indeciso en coleccionista. ¿Te animas?

Be the first to comment on "Los 10 mejores drones pequeños con cámara"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.créditos

ACEPTAR
Aviso de cookies