Cómo volar un dron. Lección1: el despegue   

Como volar un drone: lección 1: El despegue

A partir de hoy vamos a ir publicando, aparte de nuestros artículos sobre la actualidad de los drones, una serie con tutoriales y consejos para que le saques todo el partido a tu drone desde el primer momento.

Solamente aprender a orientarte en el aire te puede llevar tres horas o tres días. No tengas prisa y diviértete igual que lo haces, por ejemplo, hasta que llegas a dominar un videojuego. Eso sí, piensa que estás en el mundo real y quita los jarrones de en medio.




Si necesitas refrescar la memoria sobre los rudimentos del control remoto y las maniobras consulta nuestra Guía de manejo para principiantes.

Aquí tienes unos cuantos consejos para que aprendas a despegar y mantener el drone en el aire.

  1. Repasa las instrucciones del fabricante.

Dedica un rato a estudiar la manera correcta de instalar la batería, emparejar el dron con el control remoto y colocar las hélices o el protector.

Antes de empezar te aconsejamos que instales el protector para los rotores y tengas a mano tanto aspas como baterías de repuesto. Las vas a necesitar.

  1. Comprueba los mandos.

Empieza por acelerar al 10% y acciona los mandos uno a uno para asegurarte de que todos funcionan. No despegues antes de comprobar que los mandos del control remoto se comportan como deben y que todas las piezas están en su sitio.

  1. Familiarízate con el cuadricóptero.

Imprime aceleración lentamente hasta que el dron se levante 5 centímetros del suelo. A continuación mueve con cuidado los mandos para acostumbrarte a la velocidad con la que el aparato responde a tus órdenes.

En cuanto notes que pierdes control desacelera rápidamente y vuelve al punto de despegue.

  1. Sube a mayor altura.

Una vez que te hayas acostumbrado a los mandos eleva el dron hasta un metro de altura. A esa distancia del suelo los rotores generan menos turbulencia y podrás practicar mejor.

  1. Salta de un punto a otro.

Imagina una línea recta en el suelo y sobre ella varios puntos en los que deberás aterrizar. Coloca el dron sobre el primero, despega, vuela hasta el segundo y así sucesivamente.

Recuerda que hoy solo vas a aprender a mantener el cuadricóptero en el aire. El avance en línea recta es una pequeña dificultad añadida que te ayudará a afinar tu destreza para mantener el dron flotando y aterrizar.

  1. Aprende a orientarte.

No vas montado en el dron. Obvio, ¿no? Pero eso quiere decir que tienes que coordinar tu posición con la suya y el cerebro gasta más CPU de lo habitual. Que no cunda el pánico. Piensa que cuanta más dificultad de procesamiento más divertido se vuelve el juego.

El mismo mando del acelerador hace girar el aparato con respecto a su eje vertical. Moviéndolo a derecha e izquierda, sin variar la altura ni la posición, puedes ir haciendo que el morro del cuadricóptero se oriente hacia donde quieras.

Si tomamos como referencia la aguja de las horas en un reloj, empieza apuntando el cuadricóptero a la posición de las 10. Mantenlo flotando hasta que te sientas con confianza para pasar a la posición de las 2. A continuación practica las posiciones entre las 3 y las 9. Cuando tengas dominada la parte superior de la esfera del reloj ya puedes enfrentarte a la inferior, que merece un punto aparte.

  1. Aprende a volar con la proa mirando hacia ti.

Para volar orientado hacia las 6 lo aconsejable es que pongas directamente el dron mirando hacia ti antes de despegar. Si tu modelo tiene luces LED, enciéndelas para contar con una referencia.

En esta posición los mandos que mueven el dron en el plano horizontal, es decir, hacia delante y hacia atrás, o a derecha e izquierda, se encuentran invertidos con respecto al aparato. Requiere práctica mecanizar su manejo, porque en realidad hay que hacer lo contrario de lo que harías intuitivamente.

Cuando domines el arte de volar tu dron mirándolo cara a cara, prueba con las posiciones que te quedan: la de las 5 y la de las 7.

  1. Salta de un punto a otro con la proa mirando hacia ti.

Vuelve a la línea imaginaria que empleaste antes y repite el ejercicio con el morro del dron hacia ti. No es fácil, así que tómatelo con calma.



Hoy día parece que todo el mundo es más paciente si tiene la nariz pegada a una pantalla, así que ya sabes, tómate tus lecciones de vuelo como un videojuego. El único requisito previo es que recojas la porcelana Ming y te pases a la decoración minimalista.

¿Quieres tener todos los apuntes sin pasar por clase? ¡Síguenos en Twitter y podrás aprender cuando mejor te venga!

Fuente: My First Drone

About the Author

David
Me llamo David (34) soy ingeniero técnico de informática. Holandés de nacimiento, sé que no lo parezco, pero llevo viviendo en España desde hace 10 años. Desde hace cerca de 15 años me dedico al desarrollo de páginas webs y marketing online

Be the first to comment on "Cómo volar un dron. Lección1: el despegue   "

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.créditos

ACEPTAR
Aviso de cookies